Otro de los retos a los que se enfrenta este sector es que el Gobierno les aplique el IVA reducido por su actividad turística de manera que puedan pasar del 21 por ciento actual al 10 que disfrutan otros sectores relacionados con la llegada de visitantes, como el alojamiento, la hostelería y el transporte de viajeros


LA VANGUARDIA - EFE - 13 de Noviembre de 2019

Menos de cien turismos de los 38.133 vehículos matriculados el pasado año por las empresas de alquiler de coches, 'Rent a car', de la Comunitat Valenciana y Región de Murcia fueron eléctricos por su alto coste y, sobre todo, por la baja autonomía y el escaso número de puntos de recarga.

Así lo ha desvelado hoy el presidente de la Asociación Empresarial de la Comunitat Valenciana y la Región de Murcia de Vehículos de Alquiler (AECOVAL), Mauro Derqui, cuya organización agrupa a 96 firmas de Alicante, Castellón, Murcia y Valencia (9 de cada 10 de las que hay) y que forma parte de la patronal nacional, Feneval.

En un encuentro con periodistas, Derqui ha explicado que a las empresas valencianas y murcianas de 'Rent a car' les resulta "imposible" adquirir más vehículos eléctricos porque, debido a esta falta de puntos de recarga, "los clientes no tienen servicio".

"No es factible" porque "no hay una infraestructura mínima que sea suficiente" para atender, por ejemplo en comarcas como la Marina Alta donde opera su empresa ('Jávea Cars'), en recorridos de más de 100 kilómetros.

Las 96 empresas que forman parte de AECOVAL suponen el 90 por ciento de las empresas del sector de la Comunitat y Murcia y suman alrededor de 150.000 vehículos, que suelen tener una vida útil de entre 18 y 24 meses, periodo a partir del cual se destinan a mercados europeos o a la venta como 'seminuevos'.

El peso del sector en la economía del automóvil se refleja en que las 38.133 matriculaciones de 2018 supusieron el 26,08 por ciento de las totales de la Comunitat Valenciana y Región murciana (el 41,9 en Alicante con 28.727 turismos, el 38,9 en Castellón con 7.600 y el 3,11 de Valencia con 1.806).

Además, la flota de 150.000 vehículos conllevaron 3,6 millones de contrataciones durante el pasado ejercicio económico y una facturación de 1.000 millones de euros, lo que da empleo a unas 1.700 personas, una cifra que no ha variado con respecto al año precedente.

La patronal autonómica calcula que alrededor del 50 por ciento de sus clientes son turistas procedentes del Reino Unido y la mayor parte del resto europeos de otros países.

Por ello, el Brexit es una de sus "preocupaciones más importantes", concretamente la posibilidad de que haya una salida de los británicos sin acuerdo que pudiera conllevar que no se admita su permiso de conducir, lo que les obligaría a tener que sacarse la licencia de conducción internacional.

Además, otro de los riesgos es que las tarjetas de crédito que utilizan, como la Visa o Mastercard, pasen a ser consideradas no comunitarias por ser expedidas por entidades bancarias de fuera de la UE, de manera que esto se traduzca en comisiones "muy cuantiosas".

Derqui ha opinado, en todo caso, que "el visitante inglés está tan fidelizado a este destino que es difícil de perder".

Otro de los retos a los que se enfrenta este sector es que el Gobierno les aplique el IVA reducido por su actividad turística de manera que puedan pasar del 21 por ciento actual al 10 que disfrutan otros sectores relacionados con la llegada de visitantes, como el alojamiento, la hostelería y el transporte de viajeros.

También demandan que las nuevas plataformas y aplicaciones de transporte de usuarios, como Blablacar, sean sometidos a "las mismas normas" que los "Rent a car", como puede ser la necesidad de compartir los datos de los clientes con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. EFE


Ver artículo completo...


Fuente:

LA VANGUARDIA

Compartir esta noticia

Utilizamos cookies para obtener datos estadísticos de su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su instalación y uso. Más información